RESTAURANTE MALAFACHA

RESTAURANTE MALAFACHA

Este restaurante mexicano nos pedía a gritos un interiorismo vibrante, en el que quisimos huir del tan manido trinomio verde-blanco-rojo, para sustituirlo por una brillante combinación de colores primarios tan intensos como su sabrosa comida.
El entorno, donde no faltan las típicas Catrinas, cactus y otros adornos mexicanos, está plagado de detalles con gran personalidad: el papel pintado que protagoniza el espacio principal, un estupendo mural pintado a mano, juegos de luces, espejos y mucha madera, crean un ambiente lleno de energía y contrastes.